Make your own free website on Tripod.com
 

Los Tres Tiempos

del Rugby

Volver a Página
Principal del Seven
 
 
 

Fernando Varela
 
 
 

Ganadores anteriores
 
 
 

Reglamento del Seven
 
 
 

Equipos Participantes
 
 
 

Premios a Entregar
 
 
 

Cronograma de Actividades
 
 
 
 

Volver a Los 50
 

Volver a Tandilnet

Rene Crabos, figura legendaria del rugby francés, definió en forma maravillosa la vida
de un jugador de rugby dentro del juego a través de lo que él llamó 
"los tres tiempos del rugby", y dada la similitud con la forma de vivir nuestro
juego, es que queremos recordar en qué consisten.

Primer Tiempo
Es el período que los jugadores le dedican al juego durante la semana. Normalmente abarca dos prácticas luego de los horarios de trabajo y/o estudio. El sentido de esas prácticas lo hemos resumido en dos puntos fundamentales:
- La oportunidad de encontrarse con amigos.
- Ponerse de acuerdo entre todos los jugadores, y bajo la guía del encargado del equipo, sobre el juego que se pretende desarrollar en el próximo partido. Como se ve, el desarrollo físico no forma parte de los objetivos principales de las prácticas, aunque sí tienen un lugar complementario que, puede incluso realizarse en forma individual, de acuerdo a las necesidades y posibilidades de cada jugador. Este "Primer Tiempo" es el del encuentro semanal, el de las correcciones y las expectativas. Este tiempo tiene lugar tanto en la cancha de entrenamiento, como en el vestuario, como en el bar donde, entre trago y trago, se habla libremente del juego. Un buen "Primer Tiempo" es la base para construir un verdadero equipo.

Segundo Tiempo
Es el partido en sí mismo. Es el momento más esperado por todos durante la semana. Es el tiempo de máxima diversión, pero también es el tiempo de desarrollo del carácter, del autocontrol y del sentido de equipo. Durante un partido de rugby tienen lugar condiciones de adversidad que aprendemos a sortear, por ejemplo, el sentir temor no es algo malo en sí mismo, lo enteresanrte es lograr vencerlo, y esto ocurre frente al tackle, a una pelota de aire, o cuando se para un "dribbling".
Con correcta actitud mental hacia el juego, con seguridad se alcanzará el éxito, el que no necesariamente está medido en términos de resultado, si no más bien en el placer que nos reporta el haber jugado, respetando a compañeros, adversarios y referee. El "Segundo Tiempo" es el tiempo de la "batalla del rugby", que sólo tiene sentido que se realice si los que participan de ella son gente educada para llevarla a cabo dentro de sus principios y tradiciones.

Tercer Tiempo
Para muchos y no sin razón, es el más importante de todos. Es el tiempo de reencuentro con los oponentes y el árbitro. Luego de la "batalla". Es el tiempo de agradecimiento mutuo por haberse ayudado a disfrutar el juego.
Es el Tempo de reconocimiento de alguna falta cometida y el momento de limar cualquier aspereza.
Es el tiempo de las celebraciones, los tragos y los cánticos.
Cuando jugamos en casa debemos atender a nuestros visitantes ofreciéndoles todo nuestro calor de hombres de rugby.
Cuando visitamos otro club debemos aceptar lo que nos ofrecen.
En el tercer tiempo conocemos a la persona que encierra al jugador con el que acabamos de competir duramente.
Así se forjan lazos de amistad que duran para siempre. No participar del Tercer Tiempo es no haber entendido el juego, por más grandes que sean las condiciones exhibidas durante el partido, más aún no se habrá gozado plenamente de la maravillosa aventura del rugby.
Durante el primer y el segundo tiempo nos preparamos para ser "jugadores de rugby" y en el "tercer tiempo" completamos nuestra formación para ser verdaderos "hombres de rugby".