Make your own free website on Tripod.com

Terminemos el milenio junto a la naturaleza

Nuestra ciudad es uno de los puntos con mayores atractivos turísticos de la provincia de Buenos Aires. La celebre Piedra Movediza dio notoriedad a las serranías y tuvo mucho que ver con el auge del turismo
 De todos modos, son ahora tan variados los incentivos de Tandil que los turistas siguen afluyendo.
El acento recae en Semana Santa, cuando llegan  millares de fieles católicos. El Calvario comprende las escenas mas conmovedoras de la Pasión de Cristo. Desde el parque Independencia hay hermosas vistas de la  ciudad y de las serranías que la rodean. En la cima hay un monumento ecuestre al fundador de la ciudad, el general  Martín Rodríguez. Al pie del cerro, la estatua de Juan Fugl, pionero en siembra de trigo en la región, miembro de la colonia de dinamarqueses que se establecieron en la ciudad y colaboraron en el progreso de la 
misma. Cerca del parque, bajo las arcadas de un castillo morisco, hay una confitería y en la cumbre de la sierra un anfiteatro. Los alrededores de Tandil presentan distintas alternativas para paseos y excursiones. El dique del Fuerte tiene un lago en el que se practican deportes náuticos y pesca, playa artificial y lugares arbolados para los visitantes. El Club Náutico Tandil, una asociación de pescadores y un circuito para motociclistas son otras opciones. Los manantiales, a 3km., rodeado de árboles y jardines, ofrece una pileta de natación y juegos infantiles en medio de las sierras. El cerro Centinela, a 5 Km., es otra agradable 
excursión. A 60 Km. hacia el oeste está Acelain, la hermosa estancia que perteneció al escritor Enrique Larreta. Su casco fue construido en estilo mude-jar y domina el establecimiento desde un cerro.
 Estas y muchas otras razones, hacen a Tandil un destino interesante para aquellos turistas que desean pasar el fin de milenio y un tiempo en contacto con la naturaleza.
Pablo Vallarin

Back to this issue's index - Volver al índice de este número

Back to Tandil Magazine - Volver a Tandil Magazine
Back to Tandilnet - Volver a Tandilnet